Obras de Teatro Infantil

Documents

diana-maria-villalobos-cruz
of 15
Description
Text
MUCHO CUENTO En el pueblo, en el colegio MAESTRA: Bueno, jóvenes, el examen de matemática es mañana y quiero que todos se preparen bien. Es todo por hoy. ANITA: Fabiola, no has visto mi lapicero rojo? FABIOLA: No, no lo he visto. (Metiendo libros en su bolso) Bueno, y qué piensas de este nuevo muchacho? ANITA: Me parece muy amable. Has hablado con él? FABIOLA: Todavía no, pero me gustaría. ANITA: Fabiola, tu me podrás ayudar a preparar para el examen de matemática esta tarde. Yo casi no entiendo. FABIOLA: Lo siento, esta tarde tengo que ayudar a mi mamá en la casa. Ella está muy atareada. Mira, aquí viene el muchacho. Hola, mi nombre es Franco. Mucho gusto. Hola, soy Fabiola y esta es mi amiga. FRANCO: FABIOLA: ANITA: Anita. Mucho gusto. FRANCO: Les gustaría acompañarme al parque esta tarde? Estoy apenas conociendo el pueblo. Creo que necesito guía. ANITA: Me gustaría, pero tengo que estudiar. Tenemos un examen en matemática mañana. FABIOLA: Yo sí le puedo acompañar. Pero tengo que decirle a mi mamá primero. Bueno, deme su dirección y más tarde llego a su casa . (Saca un lapicero rojo de su bolso, escribe su dirección en un papel y lo entrega a FRANCO) Aquí FRANCO: FABIOLA: está. FRANCO: Bueno, nos vemos. (Sale) ANITA: Fabiola, mi lapicero. FABIOLA: ANITA: Ah, apareció. Pensé que era mío. Chao. (Sale) Embustera. (Sale) En la casa de FABIOLA. Ella está sentada en la mesa mirando un plato de sopa. Coge el plato y tira la sopa en una matera a su lado. FABIOLA: Mamá, terminé de almorzar. Voy para la casa de Anita a ayudarla con sus tareas. Tomaste la sopa? Si, Mamá. Y planchaste la camisa de tu Papá? Si, Mamá. Bueno, no te vayas a quedar muy tarde. No, Mamá. Chao. (Sale) (Sale con una camisa toda arrugada en la mano. Mira el plato de sopa y luego en la matera) Esta niña sí es mentirosa. (Sale). (Entra FABIOLA y FRANCO, paseando por el parque.) FRANCO: Y cuénteme, tiene muchos amigos en el colegio? FABIOLA: FRANCO: FABIOLA: Si, muchisimos. ¿Me los presenta? Pues, por ahora tiene mi amistad. Es suficiente, no? MAMÁ: FABIOLA: MAMÁ: FABIOLA: MAMÁ: FABIOLA: MAMÁ: FRANCO: Bueno, y su familia, cuénteme sobre sus papás. FABIOLA: Ah, mi papá tiene muchos negocios, tiene mucha plata. Ahorita la casa se va a reconstruir, para adicionar tres pisos. FRANCO: Mi papá es comerciante también, no tiene mucho dinero pero es buena gente. El próximo sábado vamos a tener una reunión en mi casa. Esta invitada. Así puede conocer a mi familia. FABIOLA: Qué bien. Y tengo un vestido nuevo para estrenar. Rosado con encaje azul. Mi mamá es la mejor modista del pueblo. FRANCO: Qué bueno. Necesito un par de pantalones. De pronto ella me los puede hacer. FABIOLA: De pronto. (Un señor pasa manejando un taxi. Pita y hace señales a FABIOLA) PAPÁ: Fabiola! Dile a tu mamá que tengo que trabajar hasta tarde. Que me guarde la sopita. Hija, escuchaste? (Sale) (FABIOLA está haciendo caso omiso al señor.) FRANCO: Fabiola, este señor le estaba llamando. Parece como si fuera su papá. FABIOLA: Verdad? No escuché. (Salen los dos. Pasa un letrero que dice: AL DÍA SIGUIENTE) (En la casa de FABIOLA, está la MAMÁ y el PAPÁ. Entra FRANCO) FRANCO: MAMÁ: Buenas tardes. Es Ud. la mamá de Fabiola? Sí, a la orden? FRANCO: Mucho gusto. Me llamo Franco. Soy nuevo aquí en el pueblo. Fabiola me habló mucho de Uds. PAPÁ: Ah, yo vi a Ud. ayer en el parque con Fabiola. FRANCO: Si, señor. Ella me estaba mostrando el pueblo. MAMÁ: Qué bien. Y Anita no estuvo con Uds.? FRANCO: No, Anita se quedó en su casa estudiando. MAMÁ: FRANCO: Hmmmmmmm. Fabiola me dijo que Ud. es la mejor modista del pueblo, entonces traje esta tela para ver si me puede hacer un par de pantalones. La verdad es que yo no soy modista. (Entra ANITA cargando un vestido rosado con encaje azul) ANITA: MAMÁ Y PAPÁ: ANITA: Hola, Don José, Doña María. Hola, Anita. Hola, Franco, qué tal? MAMÁ: FRANCO: Bien gracias, Anita. ANITA: Mire, traje mi vestido rosado. Fabiola quería prestarlo para una fiesta la semana entrante. Es una fiesta en mi casa. Está cerca de aquí. Todos Uds. están invitados también. Gracias, Franco. Iremos todos. Tu también, Anita? FRANCO: MAMÁ: ANITA: También. Gracias. MAMÁ: Anita, por favor lleva esta tela a tu mamá. Franco necesita un par de pantalones. La mamá de Anita sí es la mejor modista del pueblo. ANITA: Si, señora. (Sale) FRANCO: (A si mismo) Mucho cuento. Bueno, gracias y nos vemos. (Sale) (Entra FABIOLA) FABIOLA: Hola, papá, mamá. PAPÁ: FABIOLA: Dónde andabas? Estaba con Anita y Franco. El es el nuevo muchacho en el colegio. Le estoy ayudando hacer más amigos. Anita casi pierde el examen de matemática. Traté de ayudarla, pero es un poco dura. Qué hay de comida? ( MAMÁ y PAPÁ quedan mirandose , renegando con la cabeza. Salen todos) (Pasa un letrero que dice: FIN DEL AÑO. ANITA y FRANCO están sentados hablando. Entra FABIOLA) FABIOLA: Anita, Franco, los estaba buscando. Saben que me han nombrado concursante para ser la reina del colegio? ANITA: Sí, escuché. Felicitaciones. FRANCO: De pronto vas a ganar. Eres muy bonita y tienes buenas notas en el colegio. Sí, pero este año cambiaron las reglas. Ahora la mitad del puntaje depende del testimonio de los amigos. FABIOLA: ANITA: Cómo así? FABIOLA: Pues, los amigos de las concursantes tienen que dar testimonio de las cualidades que tienen. Uds. pueden dar testimonio de mi? ANITA: Como qué cualidades? FABIOLA: Dijeron que las más importantes son las cualidades de veracidad, honestidad, sinceridad y amabilidad. Entonces qué es lo que tenemos que decir? Que soy sincera, honesta, amable y que nunca les he dicho mentiras. Algo así. Bueno, no me gusta hablar en público, me da pena, pero te voy a dar mi medallón. Siempre me ha traído suerte. (Se quita el collar que tiene puesto y FRANCO: FABIOLA: FRANCO: se lo regala a FABIOLA) FABIOLA: Gracias. Y Anita, tú puedes ser testigo? ANITA: Bueno, a mí tampoco me gusta hablar en público. Tú sabes que soy un poco tímida. Pero te voy a regalar este suéter que me hizo mi mamá, para que te luzcas más bonita. FABIOLA: FRANCO: Gracias. (Sale) La verdad es que yo no puedo decir mentiras. ANITA: Y mucho menos en frente de todo el colegio. (Pasa un letrero que dice: DÍA DEL CONCURSO. Están sentados los papás de FABIOLA, FRANCO , ANITA, un MUCHACHO y una MUCHACHA. La MAESTRA está parada frente a un micrófono con FABIOLA a su lado en el vestido rosado) MAESTRA: Y ahora les presento la concursante Fabiola Gómez, con un buen puntaje por su belleza y altas notas en todas las materias del colegio. Para el puntaje final, escucharemos los testimonios de sus amigos. (Se paran el MUCHACHO y la MUCHACHA frente al micrófono) MUCHACHO: Bueno, Fabiola es sincera, honesta y amable. Ayer me regaló este medallón. Y nunca me ha dicho una mentira. Y desde cuando conoces a Fabiola? Pues siempre la he visto en el colegio, pero ayer fue la primera vez que hablamos. MAESTRA: MUCHACHO: MAESTRA: Gracias. Puede sentarse. ( A la MUCHACHA)Y qué testimonio tiene Ud.? MUCHACHA: Bueno. En verdad Fabiola es generosa. Solo nos conocimos ayer y me regaló este lindo suéter. MAESTRA: Gracias, puede sentarse. Así termina nuestro concurso para la reina del colegio. En unas horas los jueces nos darán su fallo. Buenas tardes. (En la casa de FABIOLA. Ella está sentada con el vestido rosado, toda deprimida. Entra MAMÁ y PAPÁ) MAMÁ: Ay, mija, lástima que no ganaste. Pero tu sigues siendo muy inteligente. Y para mí eres la más bonita del colegio. Pero eso no es suficiente, papá. Hoy he aprendido una lección muy grande. La veracidad es la base de todas las cualidades y sin veracidad, no hay progreso ni éxito. Espero que no haya perdido los buenos amigos que tenía. De ahora en adelante, no voy a echar más cuentos. Solo voy a decir la verdad. Ay, hija, esto nos alegra mucho. Sí, querida. Esto es mejor que cualquier corona. PAPÁ: FABIOLA: MAMÁ: PAPÁ: FIN ARANIA En el pueblo DOÑA LUCILA está sentada a la mesa. Entra ARANIA. ARANIA: Disculpe. DOÑA LUCILA: A la orden? ARANIA: Puedo entrar? DOÑA LUCILA: Claro, entre. En qué le puedo servir? ARANIA: Es que estoy recién llegada al pueblo y me dijeron que Ud. a veces alquila cuartos. Estoy buscando en casa de familia. DOÑA LUCILA: Bueno, tengo un cuarto desocupado. Ud. que piensa hacer aquí en el pueblo? ARANIA: Bueno, tengo trabajo. Soy tejedora. DOÑA LUCILA: Si? Y qué teje? ARANIA: De todo. Hamacas, mochilas, cintillas. DOÑA LUCILA: Y donde piensa trabajar? ARANIA: Aquí en mi cuarto. Tengo mi propio telar. DOÑA LUCILA: Bueno, entonces le muestro el cuarto, y luego puede traer sus cosas. ARANIA: Gracias. Seguramente voy a estar feliz aquí. (Van atrás para ver el cuarto y regresan. Las dos se sientan a la mesa) ARANIA: Me han dicho que Ud. es un pilar de la comunidad. DOÑA LUCILA: Bueno, me gusta ayudar a todos. A mí me enseñaron que el servicio es como oración, y me agrada hacerlo. No hago gran cosa. A veces ayudo a organizar el bazar del colegio. También cada año hacemos un proyecto para mejorar el centro de salud. Hace un mes arreglamos el parque y cada rato invito a la vecindad para una fiesta en mi casa. Inclusive, esta noche hay una fiesta aquí y Ud. está invitada. Así puede conocer a la gente del pueblo. ARANIA: Parece que Ud. hace mucho por su pueblo. Debe tener muchos amigos. DOÑA LUCILA: Sí, amigos tengo, pero a veces me preocupa este pueblo. ARANIA: Sí? Por qué? DOÑA LUCILA: A veces no estamos tan unidos. Sabe como es. Pueblo pequeño, infierno grande. ARANIA: Sí. Porque la gente habla cuando debe quedarse callada. DOÑA LUCILA: Exactamente. No sé cómo pueden encontrar tantos temas. Creo que hay que ver lo bueno en los demás, no lo malo. Cierto? ARANIA: Claro que sí. De pronto yo puedo ayudar a resolver este problema en el pueblo. DOÑA LUCILA: No, no querida. No se preocupe por eso. Es un problema viejo. Ud. es nueva aquí. Esta noche puede empezar a conocer a todos. ARANIA: Sí, esta noche voy a empezar. DOÑA LUCILA: Bien. Vamos a alistarnos. (Salen las dos. Entran LOS VECINOS) VECINO 1: VECINO 2: VECINO 3: Hola, Doña Lucila. Estamos llegando. Ya empezó la fiesta? Parece que somos los primeros en llegar. VECINO 4: VECINO 5: Bueno, prende la música, que ya empezó la rumba. Claro, la parranda es pa' amanecé. (Entra DOÑA LUCILA con ARANIA) DOÑA LUCILA: Bienvenidos, amigos. Estoy feliz de que hayan podido venir. Que se diviertan bastante. Oh, quiero que conozcan a una nueva amiga. Ella es Arania. (ARANIA da unos pasos atrás y se pone un sombrero que tiene la cara de una araña y ocho patas.) VECINO 1: DOÑA LUCILA: VECINO 2: VECINO 3: VECINO 4: Aja. Donde está la nueva amiga? No sé. Estaba aquí hace un minuto. Tal vez es tímida. O tal vez tenía una necesidad. O tal vez encontró compañía más interesante. DOÑA LUCILA: No, no. Ella es nueva aquí. Es su primer día en el pueblo. De pronto está cansada y se acostó. VECINO 5: No sé, pero Doña Lucila, tú tienes una araña grande en la pared. Oh, cielos! (Coge un trapo y pega la pared. ARANIA se agacha y pasa por el otro lado) Ya la maté. (Sonriendo) (Todos empiezan a bailar. ARANIA camina alrededor de ellos observando a cada uno) VECINO 1: VECINO 2: VECINO 3: VECINA 4: VECINA 5: DOÑA LUCILA: Ya me rindo. Si, ya es hora de partir. Estuvo buena la fiesta. Si, gracias Lucila. Hasta mañana. Mañana nos presenta a la nueva vecina, oyó. Chao. Hasta luego, amigos. Si, mañana la conocerán. Que duerman. DOÑA LUCILA: (Todos salen. Suena el gallo. Luego entra ARANIA, tomando un café, se sienta a la mesa. Después entra DOÑA LUCILA sobandose los ojos.) DOÑA LUCILA: Buenos días. Se levantó temprano. ARANIA: Sí, me acosté temprano. DOÑA LUCILA: No aprovechó la fiesta. Pero tal vez hoy puede conocer el pueblo. ARANIA: Sí, hoy lo voy a conocer. DOÑA LUCILA: Bueno. Tengo que salir a hacer mercado. Debo estar de regreso al mediodía. ARANIA: Nos veremos, entonces. DOÑA LUCILA: Hasta luego. (Coge la canasta y sale) ARANIA: Hasta luego.( Se pone su sombrero de araña y coge una bola de lana y sale) (Entran VECINO 1 y VECINO 2. ARANIA sigue atrás) VECINO 1: VECINO 2: Buena la fiesta anoche, eh? Si, pero Lucila debe hacer unos arreglos a su casa. Está como sucia. Telarañas en los rincones. Me da asco. Verdad. Y su vestido. Parece que lo había sacado del baúl de su abuela. Sí. Como ya no tiene marido parece que no le da importancia a su arreglo personal. (ARANIA se acerca a los dos vecinos, se agacha y amarra la lana a la muñeca de uno y luego a la del otro. Entra VECINO 3) VECINO 1: VECINO 2: VECINO 3: VECINO 1: VECINO 3: Hola. Qué tal? Nada. Aquí comentando sobre la fiesta anoche. Eh, se dieron cuenta que no vino la vecina a lado. Será que están peleando? Yo escuché que estaba indispuesta, sabe? De pronto esperando familia? VECINO 2: VECINO 1: VECINO 2: Ja, quien será el papá (ARANIA amarra la lana a la muñeca de VECINO 3. Entra VECINO 4) VECINO 4: VECINO 1: VECINO 4: Saludo. Qué cuentan por aquí? Nada bueno. Comentando sobre la vecina de Lucila. Ah, sí. Sabe lo que me dijeron? Que está enferma. Como que ella anda con los hijos de esa nueva familia que llegó y todos ellos son drogadictos, pues claro, se le pegó a ella. VECINO 3: Eh, a propósito. ¿No escucharon lo que pasó a la vecina del patio detrás de Lucila? Es que su marido llegó borracho y le dió una limpia. Está bien golpeada. Tal vez la encontró con otro. (ARANIA amarra la lana a la muñeca del VECINO 4. Entra VECINO 5) VECINO 2: VECINO 5: Uds. están hablando de la nueva inquilina de Lucila? Me sorprende que le alquiló a una mujer. Sí. La vez pasada alquiló a dos hombres, estudiantes. VECINO 1: VECINO 5: Sí. Parece que a Lucila le gustan los chicos, no? (ARANIA amarra la lana a la muñeca del VECINO 5 y la conecta con la del VECINO 1) VECINO 2: VECINO 3: Bueno, tengo que ir al trabajo. Yo también. Eh! Que pasa aquí? (VECINOS 1, 2, 3, 4 y 5 se encuentran atrapados en la red de ARANIA y empiezan a gritar. ARANIA sale.) VECINO 1: VECINO 5: (Al VECINO 5) Eh! Tu me enredaste! Al contrario, compadre. Tú nos has enbolatado a nosotros. Suéltame! Tengo que ir a trabajar también. (Siguen gritando uno al otro. Entra ARANIA con unas tijeras grandes) VECINO 4: VECINO 2: Mira. Parece que viene alguien con unas tijeras. VECINO 3: Menos mal. Esto está bien pegajoso. (ARANIA les reúne a todos entre sus brazos y abre y cierra las tijeras cinco veces. LOS VECINOS están gritando. Luego salen todos corriendo) (Entra DOÑA LUCILA con la canasta del mercado y se sienta a la mesa) DOÑA LUCILA: Arania? Está en la cocina? ARANIA: Si, Señora. DOÑA LUCILA: Está preparando algo? Huele rico. ARANIA: Sí. Estoy haciendo el almuerzo. Lo hice para Ud. Está casi listo. DOÑA LUCILA: Ay, querida. no tenía que molestarse. (Entra ARANIA con dos platos de sopa. Se sienta a la mesa. Empiezan a comer) DOÑA LUCILA: Hoy pudo conocer un poco el pueblo? ARANIA: Sí, Señora, Conocí el pueblo. DOÑA LUCILA: Y cómo le pareció? ARANIA: Muy bonito. Y creo que de ahora en adelante habrá más unidad aquí. No más habladurías. DOÑA LUCILA: Que Dios la oiga. Qué sopa tan deliciosa. De qué es? ARANIA: De lengua. FIN Autor Yolanda Barba Serrano. Tamurejo (Badajoz). Título UNA NAVIDAD. PRIMER ACTO. SE ABRE EL TELÓN, Y APARECE EN ESCENA UN GRUPO DE PASTORES ALREDEDOR DE UN FUEGO. Pastor 1.: ¡Qué buena noche hace hoy! Pastora 1.: Un poquito fría, pero las estrellas brillan como nunca. Pastor 2.: Aquella que se ve por Oriente, es la que más luce. Pastora 2.: Achucha el fuego, que voy a arrimar el puchero. Pastor 3.: Si, que ya tengo hambre. Pastor 4.: ¿Qué es ese resplandor?. SE ECHAN TODOS A UN LADO COMO ASUSTADOS, Y ENTRA EN ESCENA EL ANGEL. Angel.: Buenas noches,pastorcitos, no os asusteis, pues os traigo una buena noticia. Pastor 1.: ¿Qué quieres de nosotros? Angel.: Hoy es un día feliz. Todos los pastores.: ¿Por qué? Angel: Ha nacido el niño Jesús, nuestro Señor, venid a adorarle. CADA PASTOR COGE SU REGALO Y SE LEVANTA. Pastora 1.: ¿Dónde debemos ir? Angel.: Al final de este camino, encontrareis un pobre pesebre, allí está el niño Jesús. LOS PASTORES Y EL ANGEL SALEN DE ESCENA. ENTRAN LOS NIÑOS CANTORES EN ESCENA CON PANDERETAS Y BOTELLAS Y CANTAN: Corre, corre al portalico . SEGUNDO ACTO. ENTRA EN ESCENA LA ESTRELLA. Estrella.: Seguidme, yo os guiaré. ENTRAN LOS 3 REYES MAGOS. Melchor.: Es largo el camino. Gaspar.: Si, pero merece la pena. Baltasar.: Y dices que queda mucho. Melchor.: La estrella va más despacio. Gaspar.:Por allí se ve un claro sendero. Baltasar.: Preguntémosle a la estrella. Melchor.: Mirad, parece que nos hace señales. Gaspar.: ¿Qué nos querrá decir? Baltasar.: Señala al final del camino, estará allí nuestro Señor. Melchor.: Vamos, que ya queda poco, no nos detengamos más. SALEN LOS CANTORES A ESCENA. E INTERPRETAN: Ya vienen los Reyes . TERCER ACTO. EN ESCENA. EL PORTAL VIVIENTE. EN EL CENTRO. MARIA, SAN JOSE Y EL NIÑO. DETRÁS ENCIMA DE SILLAS LA ESTRELLA A UN LADO Y EL ANGEL A OTRO. Angel.: Pronto llegaran los pastores. Estrella.: Los 3 Reyes de Oriente, ya están llegando. María.: El niño tiene un poquito de frío. S.Jose.:No se queja, pero cógelo un ratito. María.: Le cantaré una canción para que duerma. LOS CANTORES SE PONEN AL FONDO Y CANTAN: Ay del chiquirritin .LUEGO SALEN. Angel.: Ya llegan los pastores. LOS PASTORES ENTRAN Y SE COLOCAN A UN LADO DEL BELÉN. SE VAN ACERCANDO CON SUS OFRENDAS DE UNO EN UNO, LAS ENTREGAN Y SE RETIRAN AL OTRO LADO DEL BELÉN. Pastor 1.: Aquí te traigo esta mantita, para que te abrigues en estas frías nochecitas. Pastora 1.: Yo te traigo leche recién ordeñada, para que te la tomes de buena gana. Pastor 2.: Este pan está un poquito duro, pero con la leche, lo tomarás, seguro. Pastora 2.: Esta lana es de mi mejor cordero, al que cuido con esmero. Pastor 3.: Yo te ofrezco mi única boina (para que estes calentito de la cabeza a los pies). Pastor 4.: Y yo estos calcetines (para que estes calentito de la cabeza a los pies). LOS PASTORES 3 Y 4 HACEN JUNTOS LA OFRENDA Y DESPUÉS DE DECIR CADA UNO EL PRINCIPIO DE SU FRASE, LA TERMINAN JUNTOS. Estrella.: Los Reyes de Oriente ya llegaron. LOS REYES SE COLOCAN EN EL LADO OPUESTO DE LOS PASTORES. Y DE UNO EN UNO COMIENZAN LA OFRENDA. PONIÉNDOSE LUEGO AL LADO DE LOS PASTORES. Melchor.: Oro te vengo a ofrecer, digno de los grandes Reyes. Gaspar.: Incienso te traigo yo, para alabarte mi Señor. Baltasar.: Mirra es mi presente, porque todo te lo mereces. TODOS EN ESCENA, ENTRAN LOS NIÑOS CANTORES Y TODOS JUNTOS CANTAN. Catatumba . FIN.
Comments
Top